914 21 34 92 hola@21gramos.net
Modelos De Reporte

¿Sobre qué tengo que reportar? ¿Qué modelos de reporte se adaptan más a mi empresa?

La divulgación de información no financiera por parte de las empresas tiene como objetivo comunicar a los distintos grupos de interés sobre la evolución, los resultados, la situación de la empresa y el impacto de la actividad empresarial. Para ello, existen diferentes modelos de reporte que se ajustan a nuestras necesidades.

Estos modelos de reporte, sin embargo, tienen que responder a las siguientes cuestiones:

Sociales

En el ámbito social, se deberá aportar información sobre las medidas que la empresa ha tomado para garantizar aspectos como la igualdad entre sus empleados, la aplicación de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, las medidas adoptadas para promover la igualdad de género, condiciones de trabajo, el dialogo social, el respeto de los derechos sindicales, la seguridad en el lugar de trabajo y las medidas de dialogo y protección con las comunidades locales.

Medioambientales

En lo que atañe a cuestiones medioambientales, las empresas tendrán que aportar información detallada, sea cual sea su modelo de reporte, sobre los efectos o impactos que la actividad empresarial genera al medio ambiente actuales y previsibles de sus actividades en el medio ambiente, salud y seguridad,  uso de la energía, emisiones de gases de efecto invernadero, consumo del agua y contaminación atmosférica.

Derechos humanos

En cuestión de derechos humanos todos los modelos de reporte deben incluir información sobre los potenciales impactos de la actividad de la empresa al respecto, así como los instrumentos  que cuenta para impedir los abusos y las medidas a poner en marcha para mitigarlos, gestionarlos y repararlos en el caso que sucedan.

Lucha contra la corrupción y el soborno

En  relación contra la corrupción y el soborno las empresas deberán incluir información sobre los procedimientos y recursos de control interno destinados a prevenir estas conductas.

Para cada una de las cuestiones anteriormente citadas se deberá reportar sobre el modelo de negocio, las políticas que aplica y los procedimientos para identificar y evaluar los riesgos asociados, así como las medidas adoptadas para evitar o minimizar cada uno de ellos, sea cual fuere el modelo de reporte elegido para nuestra organización.

Una vez identificados todos y cada uno de los aspectos a reportar, la empresa deberá elaborar un informe cuya estructura y contenidos sean lo suficientemente claros y precisos.

El informe no financiero deberá incluir:

  1. Una breve descripción del modelo de negocio.
  2. Una descripción de las políticas que aplica la empresa respecto a las cuestiones anteriormente señaladas (social, medioambiental, derecho humanos, corrupción y soborno) así como los procedimientos aplicados para la identificación y evaluación de riesgos, verificación y control, incluyendo las medidas adoptadas.
  3. Los resultados de esas políticas.
  4. Los principales riesgos relacionados con esas cuestiones, vinculados a las actividades del grupo, entre ellas, cuando sea pertinente y proporcionado, sus relaciones comerciales, productos o servicios que puedan tener efectos negativos en esos ámbitos, y cómo el grupo gestiona dichos riesgos.
  5. Indicadores clave de resultados no financieros que sean pertinentes respecto a la actividad empresarial concreta. Con el objetivo de facilitar la comparación de la información, tanto en el tiempo como entre entidades. Se podrán utilizar estándares de indicadores clave no financieros que puedan ser generalmente aplicados y que cumplan con las directrices de la Comisión Europea en esta materia.
  6. Respecto a la diversidad, se limita a disponer que deberá disponerse de una política de diversidad para procurar incluir una presencia equilibrada de hombres y mujeres, sin más, perdiendo la oportunidad de promover la diversidad en toda la empresa.

En el caso de no aplicar las políticas requeridas para estos ámbitos de actividad, el informe de información no financiera consolidado deberá ofrecer una explicación clara de los motivos y los próximos pasos.

En cuanto al modo de presentar el informe no financiero, el modelo de reporte elegido se puede incluir  en el informe de gestión consolidado como un capítulo aparte, o como un informe separado correspondiente al mismo ejercicio que el informe consolidado. Este informe separado se incorporará por referencia al informe de gestión y se someterá a los mismos criterios de formulación, aprobación, depósito y publicación que el informe de gestión.

Modelos de reporte

Aunque la directiva europea no fija la obligación de reportar según un modelo concreto, hay diferentes modelos de reporte que marcan una guía adecuada y que nos puedan servir de ayuda a la  hora de realizar nuestro reporte de información no financiera.

Modelos de reporte destacados:

GRI Standard, por los beneficios que supone para la empresa.

El GRI Standard es un modelo reconocido a nivel internacional que establece unos indicadores comparativos comunes, lo que le permite a la compañía realizar un diagnóstico, en tiempo real, de la RSC y establecer la estrategia y medidas de actuación futuras. En definitiva proporciona a las empresas herramientas para mejorar su posicionamiento en el sector.

El GRI Estándar obliga a las empresas a realizar un proceso de materialidad para fijar el punto de partida y establecer los aspectos relevantes tanto  para la compañía y como para los stakeholders. El resultado del proceso de materialidad  es la identificación de cada uno de los aspectos materiales sobre los que reportar.

La obligatoriedad de datos comparables en distintos periodos de tiempo (2 años consecutivos) garantiza el desempeño de la empresa en el tiempo, así como el compromiso de tener en cuenta a los grupos de interés en la gestión de la empresa.

Reporte integrado: dirigido a los accionistas.

Este modelo de reporte obliga a la empresa a tener una gestión por capitales (financieros, operacionales, propiedad industrial, humanos, sociales y naturales) y a reportar sobre el impacto de la sociedad en la creación de valor para cada uno de estos capitales.

Este modelo obliga a la empresa a ir más allá del desempeño e informar sobre la visión en el largo plazo y sobre la gestión de sus capitales.

Si necesitas asesoramiento para realizar este proceso en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

Rating

Pin It on Pinterest

Share This

Compartimos nuestro conocimiento

 

Suscríbete y recibe de forma gratuita una plantilla para elaborar tu memoria.

¡Te has suscrito correctamente!