Saltear al contenido principal
Comunicacion-sostenibilidad-informe-digital

Comunicación en sostenibilidad: hacer y contar… en formato digital

Una gestión responsable del negocio debe ir acompañada, en cualquier caso, de un ejercicio constante de rendición de cuentas. Un compromiso con la trazabilidad, la transparencia, el diálogo constante con los grupos de interés y también con la comunicación en sostenibilidad.

Los informes de sostenibilidad son la herramienta idónea para ello pero: ¿llegan a todos los grupos de interés? ¿Los empleados los consultan? ¿Sirven a medios y colaboradores como herramienta de comunicación? ¿Suscitan interés entre los clientes? ¿Realmente, fuera del equipo experto, se leen?

Para resolver estas barreras de entrada, muchas empresas llevan años elaborando resúmenes ejecutivos, tanto para accionistas como para su relación con grupos de interés externos. Incluso cada vez es más frecuente la producción de vídeos para poner en valor su posicionamiento en sostenibilidad o los anuncios en prime time bajo este topic.

Lo que no se comunica (bien) no existe

El protagonismo que está adoptando el territorio de comunicación en sostenibilidad concuerda con las expectativas de los consumidores, pero nos encontramos con que los formatos de comunicación no facilitan la compresión y el conocimiento de todos los esfuerzos que se realizan o se quedan en una capa muy superficial.

Para ello, en 21gramos, contamos con un equipo especializado en comunicación en sostenibilidad y marcas con valores formado por periodistas, publicistas y expertos en marketing y en diseño que, junto con el rigor del equipo de consultoría, trabajan para poner en valor el compromiso de las compañías para lograr un desempeño líder, sostenible, ético y responsable.

Así, desde que se inicia un proyecto, se trabaja mano a mano con el equipo de comunicación, con el objetivo de que la publicación del informe de sostenibilidad sea un verdadero hito que difundir, con orgullo, dentro y fuera de la compañía. Primero, entre los empleados, que son los valedores y facilitadores del despliegue de la estrategia y que colaboran estrechamente en la elaboración de los informes. Después, con los medios externos y otros colaboradores del sector, con lo que se crean alianzas para conseguir, juntos, un impacto mayor y mejor en la sociedad.

Dentro de los diferentes soportes ya conocidos, en 21gramos llevamos años apostando por el entorno digital con un doble objetivo: que el informe se presente de forma innovadora y sencilla, y reducir el impacto ambiental derivado de la impresión de formatos físicos. Además de la creación de landings específicas, vídeos y maillings, contamos con un equipo experto en desarrollo de documentos interactivos multiplataforma.

Documentos interactivos multiplataforma

Estos documentos permiten llevar a cabo un rediseño de una maqueta elaborada para print al entorno digital para su consumo en todo tipo de dispositivos digitales, a través de un ejercicio de user experience para ofrecer la mejor experiencia al usuario final. La inclusión de call to action, la dinamización de elementos o la posibilidad de enlazar a contenido audiovisual o documentación pública en la web son solo alguna de las virtudes de este formato, que tiene una interfaz 100% personalizada a la identidad corporativa del cliente y que permite la personalización de URL o el alojamiento en servidores externos o propios con disponibilidad de estadísticas de Google Analytics.

Un documento sencillo, atractivo y adaptado a diferentes momentos de consulta que puede insertarse en páginas webs, intranets o compartirse a través de canales más informales, permitiendo que la información tenga un mayor alcance.

Los últimos trabajos realizados por el equipo de diseño de 21gramos en este formato pueden consultarse en la web de Aqualia y en la web de Gestamp.

21gramos Es Una B Corp

¿Por qué 21gramos es una B Corp?

21gramos es una B Corp porque ha sido certificada por B Lab por su cumplimiento con los más altos
estándares en términos de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad empresarial.

21gramos_empresa_certificada_bcorp

Qué son la B Corporations o B Corps

Las B Corporations (o B Corps) lideran un movimiento global de personas que usan la fuerza de los negocios para generar un impacto positivo. Somos un grupo creciente de empresas que estamos reinventando los negocios, usando su poder de mercado para desarrollar una economía más inclusiva y sostenible.

La Certificación B Corp mide el desempeño de la gestión en el conjunto de la empresa y cubre cinco áreas de impacto clave: Gobernanza, Trabajadores, Comunidad, Medio Ambiente y Clientes. El proceso de certificación es riguroso, debe obtener más de 80 puntos y proporcionar evidencia de prácticas social y ambientalmente responsables, incluidos el suministro de energía, el uso de agua y residuos, la indemnización de los trabajadores, la diversidad y la transparencia corporativa. Para completar la certificación, la compañía debe incorporar legalmente su compromiso con el propósito social en los estatutos de su compañía.

Algunos hechos concretos que certifican a 21gramos como B Corp

  • El propósito de 21gramos es ayudar a activar la gestión ética de las marcas con el objetivo de construir una sociedad más justa, humana y sostenible. B Corp certifica que la mayoría de nuestros ingresos por servicios y proyectos generan un impacto positivo social y medioambiental en nuestros clientes y sus grupos de interés. El Consejo Directivo revisa trimestralmente y anualmente estos hitos.
  • Contamos con un manual de empleado “Código Grammer” en el que reflejamos de qué manera apostamos por la igualdad de oportunidades, transparencia y colaboración mutua. Apoyamos la conciliación de la vida personal y familiar. Facilitamos el acceso a la formación y desarrollo personal y profesional. Castigamos el acoso y el abuso. Motivamos el voluntariado y servicio a la sociedad. Durante nuestra actividad diaria maximizamos la eficiencia energética, el ahorro de agua y tratamos residuos y reciclaje. El promedio de satisfacción entre empleados es de 81-90%
  • Mantenemos una escucha activa con nuestro equipo y nuestros colaboradores con el fin de mejorar nuestro desempeño social y medioambiental. 

La Comunidad B

21gramos ahora es parte de una comunidad de más de 2.700 empresas a nivel mundial. La comunidad B Corp refleja la economía europea con compañías procedentes de múltiples industrias y tamaños. Estas incluyen marcas internacionales y conocidas como Patagonia, Triodos Bank, Ecoalf, Danone e Innocent.

La certificación como B Corp de 21gramos es un paso notable y señala un cambio hacia una mayor responsabilidad y transparencia en el sector de las consultoras y agencias de branding, comunicación y sostenibilidad.

21gramos_bcorp_ProudtobeaBCorp

Testimonios

“Nos alegra especialmente vuestro logro porque somos conscientes del trabajo y compromiso que ha supuesto para 21gramos alcanzar esta meta ¡Enhorabuena!”

Pablo Sánchez, Director Ejecutivo de B Lab Spain

 

“En nombre de todo el equipo y como fundadora de 21gramos, solo quiero decir que me siento muy orgullosa de estar aquí y ahora. Estoy verdaderamente comprometida a ser parte de este movimiento. ¡Vamos a hacerlo!”

Marta González-Moro, Socia Fundadora de 21gramos e impulsora de Marcas Con Valores

Sigue la actualidad de B Corp Spain y la Comunidad B

– Web corporativa B Corp Spain – 

– Sigue el perfil en Medium – 

– Últimos Tweets – 

Ley en materia de información no financiera. ¿Está mi empresa obligada a reportar?

La reciente ley en materia de información no financiera pretende aumentar el nivel de transparencia de la información social y medioambiental que facilitan las empresas, esencial para la transición hacia una economía mundial sostenible y llave para gestionar el impacto de las compañías en la sociedad en la que se insertan.

Ley en materia de información no financiera. ¿De qué ley se trata y quién la redacta?

Las Directivas europeas son actos legislativos que establecen objetivos que todos los países de la Unión Europea deben cumplir. Pero corresponde a cada Estado miembro elaborar sus propias leyes para alcanzar esos objetivos. Dicho proceso de redacción y aplicación de la norma dentro de la jurisdicción local se le denomina jurídicamente transposición.

En el ámbito de la responsabilidad social corporativa, la Directiva 2014/95/UE sobre la divulgación de información no financiera entró en vigor a partir del 6 de diciembre de 2016.  Esta disposición legal obliga a aquellas empresas que cuenten con un número mayor de 500 empleados a incluir un informe no financiero que contenga información del impacto y los resultados de su actividad sobre aspectos medioambientales y sociales, relativas al personal, el respeto de los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y el soborno.

En España, con el propósito de cumplir con esta directiva europea, el pasado 24 de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley en Materia de Divulgación de Información No Financiera. El objetivo de la misma: aumentar la información no financiera del informe de gestión que acompaña a las cuentas anuales individuales y consolidadas de grandes empresas en lo relativo a las cuestiones anteriormente mencionadas.

Ello permitirá identificar los aportes realizados por las empresas en áreas como  la sostenibilidad y la gestión de riesgos no financieros, elementos que favorecen la transparencia y la credibilidad de las organizaciones. Lo que permitirá aumentar  la confianza de sus grupos de interés (inversores, clientes, proveedores, comunidades vecinas) así como  de la sociedad en general.

¿Tiene mi empresa la obligación de reportar?

Si eres una empresa cuya sociedad de capital que, de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, tiene la consideración de entidad de interés público, deberás incluir en tu informe un apartado de gestión información no financiera o elaborar un informe separado siempre y cuando se den los siguientes requisitos:

  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500
  • Que durante dos ejercicios consecutivos, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, la empresa reúna al menos dos de las siguientes circunstancias:
    • Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros.
    • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250.

Las sociedades cesarán en la obligación de elaborar el estado de información no financiera si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de los requisitos anteriormente citados o cuando al cierre del ejercicio el número medio de trabajadores empleados no excediera de 500.

Para las sociedades anónimas cotizadas se exige además que incluyan dentro del informe anual de Gobierno Corporativo, las políticas de diversidad de competencias y puntos de vitas aplicados en la elección de su consejo de administración relativas a la edad, genero, formación, experiencia profesional etc.

Si necesitas asesoramiento con la ley en materia de información no financiera para realizar este proceso en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

<< VOLVER A INFORMACIÓN NO FINANCIERA

Entidad de interés público: descubre si tu empresa lo es

La ley en materia de divulgación no financiera obliga a las empresas que denominadas entidad de interés público (con los requisitos que puedes consultar aquí) a incluir en el informe de gestión un estado no financiero. Un reporte que contenga información relativa, como mínimo, a cuestiones medioambientales y sociales, así como relativas al personal, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno. 

¿Qué es una entidad de interés público?

Para responder a esta pregunta debemos remitirnos al Real Decreto 877/2015, que modifica el artículo 15 del Reglamento de la Ley de Auditoría de cuentas, el cual define como entidad de interés público a las siguientes:

  • Las entidades de crédito, las entidades aseguradoras, así como las entidades emisoras de valores admitidos a negociación en mercados secundarios oficiales de valores o en el mercado alternativo bursátil pertenecientes al segmento de empresas en expansión.
  • Las empresas de servicios de inversión y las instituciones de inversión colectiva que, durante dos ejercicios consecutivos, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, tengan como mínimo 5.000 clientes, en el primer caso, o 5.000 partícipes o accionistas, en el segundo caso, y las sociedades gestoras que administren dichas instituciones.
  • Los fondos de pensiones que, durante dos ejercicios consecutivos, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, tengan como mínimo 10.000 partícipes y las sociedades gestoras que administren dichos fondos.
  • Las fundaciones bancarias, las entidades de pago y las entidades de dinero electrónico.
  • Aquellas entidades distintas de las mencionadas en los párrafos anteriores cuyo importe neto de la cifra de negocios y plantilla media durante dos ejercicios consecutivos, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, sea superior a 2.000.000.000 de euros y a 4.000 empleados, respectivamente.
  • Los grupos de sociedades en los que la sociedad dominante sea una de las entidades contempladas en las letras anteriores. De acuerdo con la definición antes citada, están incluidas en el ámbito de aplicación de esta norma aquellas sociedades de interés público calificadas como “empresa grande” y que a su vez formulan cuentas consolidadas.

Del mismo modo, esta ley en materia de divulgación no financiera indica que quedan exentas aquellas empresas filiales pertenecientes a un grupo si la empresa y sus dependientes están incluidas en el informe de gestión consolidado de otra empresa.

Si necesitas asesoramiento en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

<< VOLVER A INFORMACIÓN NO FINANCIERA

Análisis de materialidad: la mejor forma de comenzar el reporte

La empresa debe definir quién es la sociedad para ella (que no es toda), cómo la impacta y cómo quisiera impactarla (que no es de todo). Es decir, la empresa debe identificar sus impactos a través de sus actuaciones, así como los que quiere tener en el futuro. Para ello, se debe realizar un análisis de materialidad.

El resultado del análisis de materialidad es lo “material” para la empresa y lo que conduce y retroalimenta su estrategia de RSE y por ende su estrategia general. Por lo tanto, el análisis de materialidad contribuye no sólo a lograr la máxima transparencia en la gestión de la empresa sino que le ayuda a reconocer los aspectos sobre los que debe pivotar su gestión para ser una empresa sostenible en el largo plazo.

En definitiva, el análisis de materialidad nos permitirá mejorar y seguir  por el camino de la excelencia continua en la gestión empresarial.

La elaboración del análisis de materialidad, según establece el modelo de reporte GRI, consta de 4 fases:

Identificación de aspectos

Identificación de los aspectos más relevantes tanto positivos como negativos para la organización en la actualidad o en un futuro próximo a partir del principio de participación de los grupos de interés. Para ello se pondrán en marcha técnicas de dialogo y escucha activa de los stakeholders a través de encuestas, entrevistas y focus group.

Tomando estos aspectos como punto de partida, será necesario evaluar su repercusión en las actividades, los productos y servicios y las relaciones de la organización, independientemente de que éstos se produzcan dentro o fuera de la misma.

Priorización de los aspectos

La empresa deberá decidir qué aspectos le resultan prioritarios de todos los identificados en la fase anterior. Es decir, cuales son lo suficientemente relevantes para ser incluidos en su Memoria de Sostenibilidad, en base a la importancia de sus impactos económicos, sociales y ambientales. Este proceso podrá realizarse utilizando una matriz de materialidad.

Validación de los aspectos

En aplicación de los principios de exhaustividad y participación de los grupos de interés se determinan los contenidos concretos a incluir en la Memoria de Sostenibilidad, considerando el alcance de éstos, su cobertura y el intervalo temporal.

La opinión de expertos es  clave tanto para priorizar como validar la relevancia de los temas.

Revisión de los aspectos

Para concluir el análisis de materialidad, la revisión se realiza una vez la Memoria ha sido ya publicada, y consiste en la validación de los aspectos que han sido considerados como materiales, a través del feedback obtenido de los grupos de interés.

Las conclusiones alcanzadas servirán como entrada al proceso de identificación de aspectos materiales del siguiente periodo de reporte.

Cada empresa configurará su matriz de materialidad que resultará ser diferente para cada empresa y para cada sector de actividad, en función de múltiples variables.

De acuerdo a los resultados de esta matriz, cada empresa enfocará su memoria de sostenibilidad y su información no financiera. 

Si necesitas asesoramiento para realizar este proceso en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

<< VOLVER A INFORMACIÓN NO FINANCIERA

¿Sobre qué tengo que reportar? ¿Qué modelos de reporte se adaptan más a mi empresa?

La divulgación de información no financiera por parte de las empresas tiene como objetivo comunicar a los distintos grupos de interés sobre la evolución, los resultados, la situación de la empresa y el impacto de la actividad empresarial. Para ello, existen diferentes modelos de reporte que se ajustan a nuestras necesidades.

Estos modelos de reporte, sin embargo, tienen que responder a las siguientes cuestiones:

Sociales

En el ámbito social, se deberá aportar información sobre las medidas que la empresa ha tomado para garantizar aspectos como la igualdad entre sus empleados, la aplicación de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, las medidas adoptadas para promover la igualdad de género, condiciones de trabajo, el dialogo social, el respeto de los derechos sindicales, la seguridad en el lugar de trabajo y las medidas de dialogo y protección con las comunidades locales.

Medioambientales

En lo que atañe a cuestiones medioambientales, las empresas tendrán que aportar información detallada, sea cual sea su modelo de reporte, sobre los efectos o impactos que la actividad empresarial genera al medio ambiente actuales y previsibles de sus actividades en el medio ambiente, salud y seguridad,  uso de la energía, emisiones de gases de efecto invernadero, consumo del agua y contaminación atmosférica.

Derechos humanos

En cuestión de derechos humanos todos los modelos de reporte deben incluir información sobre los potenciales impactos de la actividad de la empresa al respecto, así como los instrumentos  que cuenta para impedir los abusos y las medidas a poner en marcha para mitigarlos, gestionarlos y repararlos en el caso que sucedan.

Lucha contra la corrupción y el soborno

En  relación contra la corrupción y el soborno las empresas deberán incluir información sobre los procedimientos y recursos de control interno destinados a prevenir estas conductas.

Para cada una de las cuestiones anteriormente citadas se deberá reportar sobre el modelo de negocio, las políticas que aplica y los procedimientos para identificar y evaluar los riesgos asociados, así como las medidas adoptadas para evitar o minimizar cada uno de ellos, sea cual fuere el modelo de reporte elegido para nuestra organización.

Una vez identificados todos y cada uno de los aspectos a reportar, la empresa deberá elaborar un informe cuya estructura y contenidos sean lo suficientemente claros y precisos.

El informe no financiero deberá incluir:

  1. Una breve descripción del modelo de negocio.
  2. Una descripción de las políticas que aplica la empresa respecto a las cuestiones anteriormente señaladas (social, medioambiental, derecho humanos, corrupción y soborno) así como los procedimientos aplicados para la identificación y evaluación de riesgos, verificación y control, incluyendo las medidas adoptadas.
  3. Los resultados de esas políticas.
  4. Los principales riesgos relacionados con esas cuestiones, vinculados a las actividades del grupo, entre ellas, cuando sea pertinente y proporcionado, sus relaciones comerciales, productos o servicios que puedan tener efectos negativos en esos ámbitos, y cómo el grupo gestiona dichos riesgos.
  5. Indicadores clave de resultados no financieros que sean pertinentes respecto a la actividad empresarial concreta. Con el objetivo de facilitar la comparación de la información, tanto en el tiempo como entre entidades. Se podrán utilizar estándares de indicadores clave no financieros que puedan ser generalmente aplicados y que cumplan con las directrices de la Comisión Europea en esta materia.
  6. Respecto a la diversidad, se limita a disponer que deberá disponerse de una política de diversidad para procurar incluir una presencia equilibrada de hombres y mujeres, sin más, perdiendo la oportunidad de promover la diversidad en toda la empresa.

En el caso de no aplicar las políticas requeridas para estos ámbitos de actividad, el informe de información no financiera consolidado deberá ofrecer una explicación clara de los motivos y los próximos pasos.

En cuanto al modo de presentar el informe no financiero, el modelo de reporte elegido se puede incluir  en el informe de gestión consolidado como un capítulo aparte, o como un informe separado correspondiente al mismo ejercicio que el informe consolidado. Este informe separado se incorporará por referencia al informe de gestión y se someterá a los mismos criterios de formulación, aprobación, depósito y publicación que el informe de gestión.

Modelos de reporte

Aunque la directiva europea no fija la obligación de reportar según un modelo concreto, hay diferentes modelos de reporte que marcan una guía adecuada y que nos puedan servir de ayuda a la  hora de realizar nuestro reporte de información no financiera.

Modelos de reporte destacados:

GRI Standard, por los beneficios que supone para la empresa.

El GRI Standard es un modelo reconocido a nivel internacional que establece unos indicadores comparativos comunes, lo que le permite a la compañía realizar un diagnóstico, en tiempo real, de la RSC y establecer la estrategia y medidas de actuación futuras. En definitiva proporciona a las empresas herramientas para mejorar su posicionamiento en el sector.

El GRI Estándar obliga a las empresas a realizar un proceso de materialidad para fijar el punto de partida y establecer los aspectos relevantes tanto  para la compañía y como para los stakeholders. El resultado del proceso de materialidad  es la identificación de cada uno de los aspectos materiales sobre los que reportar.

La obligatoriedad de datos comparables en distintos periodos de tiempo (2 años consecutivos) garantiza el desempeño de la empresa en el tiempo, así como el compromiso de tener en cuenta a los grupos de interés en la gestión de la empresa.

Reporte integrado: dirigido a los accionistas.

Este modelo de reporte obliga a la empresa a tener una gestión por capitales (financieros, operacionales, propiedad industrial, humanos, sociales y naturales) y a reportar sobre el impacto de la sociedad en la creación de valor para cada uno de estos capitales.

Este modelo obliga a la empresa a ir más allá del desempeño e informar sobre la visión en el largo plazo y sobre la gestión de sus capitales.

Si necesitas asesoramiento para realizar este proceso en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

<< VOLVER A INFORMACIÓN NO FINANCIERA

Beneficios de una buena gestión de la RSC y de un buen reporte no financiero

Más allá de los efectos sobre la transparencia que tiene elaborar el informe de información no financiera o memoria de sostenibilidad, se pueden identificar otros beneficios de una buena gestión de la RSC que la empresa obtiene si elabora las memorias según los criterios de reporte.

En primer lugar, entre los principales beneficios de una buena gestión de la RSC, los métodos de reporte ayudan a tomar conciencia de la posición de la empresa respecto a la RSC y a la sostenibilidad. Esta toma de conciencia no es baladí, porque cada vez más las investigaciones establecen una correlación existente entre la RSC y la rentabilidad económica de las empresas, por lo que la implantación de la RSC en la empresa ya no es únicamente un asunto de buenismo, sino que su tiene que ver con su rentabilidad económica de la misma.

Estos beneficios de una buena gestión de la RSC se fundamentan en datos y estudios que mencionamos y que establecen una relación entre las empresas que tienen en cuenta aspectos ASG en su gestión y la mejora de las inversiones de las mismas.

El Informe “Marca España”, que realizó Forética en 2016 hace referencia a algunos de estos estudios como el de Deutsche Bank 2012: “Sustainable investing: Establishing long term value and performance”, que establece una relación entre la RSC y un menor coste de capital; o el de Havard Business School 2012: “The Impact of a Corporate Culture of Sustainability on Corporate Behaviour and Performance”, que hace un seguimiento durante 18 años en 180 compañías y establece una correlación entre el desempeño en materia RSC y los resultados económico-financieros y el retorno de la acción.

En estas investigaciones se basa Forética para elaborar su propio informe en el que establece como beneficios de una buena gestión de la RSC la correlación que existe entre el comportamiento de la sostenibilidad y el comportamiento financiero, y llega a la conclusión, a nivel micro, de que las compañías con mejor calificación en materia de sostenibilidad tienen mejores comportamientos bursátiles y mejores ratios de desempeño económico. En concreto, la consideración de criterios ambientales, sociales y de buen gobierno en la inversión se traduce en un 3% más de rentabilidad y un 2% menos de riesgo.

Estos resultados nos llevan a aconsejar la conveniencia de realizar los informes no financieros, no sólo como una foto para quedar bien o como declaración de intenciones , sino como un modo de comenzar un buen diagnóstico para implantar la RSC en la empresa.

Otros beneficios de una buena gestión de la RSC:

Mejora tu visibilidad

Siempre es beneficioso aumentar el contenido de calidad de tu página web y qué mejor que sea un contenido corporativo que además, aporte un valor añadido.  En formato off, una memoria creativa y bien diseñada se puede convertir en una carta de presentación perfecta para tu empresa.

Tu compañía podrá, además, utilizar un informe bien elaborado y atractivo en sus comunicados a medios, incluirlos en las notas de prensa o insertarlos en contenidos propios a lo largo del año.

 Aumenta la confianza para ganar clientes

Según el I Estudio de Marcas con Valores, la mayoría de los consumidores-ciudadanos reclama cada vez más un mayor compromiso por parte de las compañías y empresas en materia de sostenibilidad, transparencia, y medio ambiente

Los usuarios cada vez tienen más en cuenta los valores intangibles de las marcas a la hora de realizar su compra. 7 de cada 10 ya lo hacen. Exigen a las empresas una relación de confianza que solo se puede generar a través de aquellos valores que más aprecian a través de valores como La honestidad, transparencia y la responsabilidad social corporativa. 

¿Qué mejor modo de comunicar lo que tu marca ya hace y aumentar su confianza que a través de la memoria de sostenibilidad?

Adelanta a tu competencia

Para ganar clientes hay que ser diferente. Sin duda una memoria de sostenibilidad adaptada a las necesidades de tu empresa, atractiva para todos tus públicos/ audiencias, pensando en sus exigencias, será una efectiva herramienta para diferenciarte de aquellas compañías que no la elaboren.

Si necesitas asesoramiento para realizar este proceso en tu organización, contacta con nosotros. Somos expertos en sostenibilidad.

<< VOLVER A INFORMACIÓN NO FINANCIERA

Memoria de sostenibilidad: 5 trucos para hacerla atractiva

Te enseñamos a cómo convertir tu memoria de sostenibilidad de un documento tedioso a un arma atractiva y seductora para ganar clientes. No solo la transmisión de valores como la transparencia o la responsabilidad social de una forma honesta son importantes.

Conoce a tus grupos de interés

Tanto a nivel interno como a nivel externo, debes conocer bien a las personas a quien vas a dirigir tu memoria si quieres que la lean. Piensa a quien le puede interesar y adáptate a sus necesidades. Tus trabajadores, tus clientes o tus proveedores te lo agradecerán y además sabrán de tus esfuerzos en materia de responsabilidad.

Personaliza para todos tus públicos todos los pasos siguientes y el éxito está garantizado.

Cuida el diseño de tu memoria de sostenibilidad

El layout de tu memoria tiene que estar pensado de principio a fin. Es un elemento imprescindible para resultar no sólo más atractiva, de lo que se encarga la creatividad, si no también mucho más accesible y amigable.
Uno de los básicos: introduce un concepto creativo en forma de título que refleje la esencia de tu compañía.

Adáptala bien a todos los formatos

Sobra decirlo en estos tiempos, pero la memoria se tiene que poder leer igual de bien en un móvil que en un ordenador. Todo tiene que ser responsive.

Tienes razón. Estamos de acuerdo en que posiblemente una memoria de sostenibilidad no sea el documento más leído en móvil… Pero imagínate que un posible cliente la abre desde el móvil para ojear tus labores en materia de responsabilidad social empresarial, ¿qué pasará si tiene una mala experiencia? ¿Crees que volverá después desde su ordenador?

Tus destinatarios utilizarán diferentes medios para leer tu informe, debes asegurarte de que lo pueden hacer cómodamente ajustando la memoria a las diferentes piezas creativas ad hoc a cada formato.

Que no sea porque se lee mal desde el móvil que te dejan de leer.

Redáctala con mimo

La redacción es otro de los momentos imprescindibles en el proceso de creación de las memorias de sostenibilidad. Utilizar un lenguaje accesible, a la vez que riguroso y bien engarzado, te ayudará de manera crucial para que tu audiencia pase más allá de la primera página.

Y pueda empaparse de los datos, reflejo de lo importante, del impacto de las acciones de la compañía en la sociedad.

Invierte en difusión

Una vez elaborado, tu informe de sostenibilidad es una excelente carta de presentación para determinados públicos, además de un documento de interés para muchos otros. Tienes que identificarlos y saber hacérselo llegar, para que sepan de todos los esfuerzos que tu marca hace como parte de la sociedad en la que se inserta.

No escatimes en medios, siéntete orgulloso. Tienes un informe elaborado con rigor y transparencia, además, accesible y entretenido, sácale todo el partido que puedas, está para eso.

Volver arriba